jueves, 31 de mayo de 2007

Lectura de una carta para Dragonablue

Consultante: Dragonablue

Tarotista: Angelika

Fecha lectura: 31/05/07

Consulta: La consulta es acerca de mi faz monetaria… vengo teniendo una serie de gastos inesperados. Concreto: Qué rumbo tomarán mis finanzas? Siguen así? Cambian? Se detienen… empeoran o mejoran?

Mazo utilizado: Tarot Osho Zen. Todo el Mazo sin invertidas

Esquema de la tirada: 1 carta

Carta: 8 de Nubes. La Culpa



Simbología

Una mujer es presa de sus propios pensamientos. La rodean nubes grises de las que se desprenden manos con uñas que la arañan. Ella sostiene su cabeza entre sus manos y con los ojos cerrados se entrega a un profundo grito interior. Su actitud no la deja abrir los ojos y ver esas flores blancas que están allí recordándole que todos en principio somos semillas, con la potencialidad de dar flores, de ser prósperos en nuestra vida siempre y cuando tomemos consciencia de ello

Interpretación:

Dragonablue, pareciera que el Tarot nos está llevando por otro camino con la finalidad de comprender un poco más a fondo acerca de lo que está ocurriendo con tus finanzas. Nos empuja hacia el mundo de las nubes, de los pensamientos. Vamos a partir desde este punto que nos propone la lectura ya que, el rumbo que tomen las finanzas es sólo una consecuencia, una materialización de lo que vayamos creando antes en nuestra mente. Esta carta me habla de muchos aspectos, sin embargo me voy a centrar en el tema de la actitud ante las cosas, específicamente de las financieras que es lo que te interesa. El mensaje es que parecieras estar sumamente agobiada y preocupada por el destino de tu prosperidad, no de tus finanzas, y con esta actitud no las estás dejando fluir en la dirección más conveniente. Las estás de alguna manera reteniendo.

Si nos vamos encaminando un poco hacia adentro de tus pensamientos, hay momentos en que se nos presentan situaciones extremas para poner a prueba nuestro coraje sobre algún aspecto que debamos trabajar. Es aprender a abrir los ojos desde adentro, a tomar consciencia y a comprender que lo que ocurre afuera está ocurriendo de alguna manera y en este instante también en nuestro interior. Tu prueba pareciera estar en estos momentos disfrazada de gastos inesperados, una energía que se fracciona en el tiempo, que se repite como para llegar más a fondo, quizás para que le prestes atención a aquellos pensamientos que te bloquean, que no te dejan fluir. Los gastos inesperados (vividos afuera) parecieran querer conectar con el tema de la prosperidad (vivida adentro) quizás para ayudarte a recordar que en algún momento han habido puntos importantes de quiebre entre el dar, el recibir y el saber agradecer. Que retienes. Y que ahora te toca dar, para aprender a soltar, a liberar, a dejar fluir, con tranquilidad, con continuidad. Me atrevo a sugerir que esos gastos no son en términos financieros tan inesperados, sino producto de situaciones pasadas que ahora se están equilibrando pero que son percibidas como errores cometidos y que pueden desencadenar en algún sentimiento de culpa.

En términos de cómo esta situación financiera la puedes estar viviendo en tu interior ahora, es la forma en que sientes ese movimiento interno que te hace sujetarte simbólicamente la cabeza, en el cual tomas consciencia sobre cuales son las semillas que podrían florecer dentro de ti, hacerte próspera, y sin embargo no haces nada sino que sigues sintiéndote mal; surge entonces la responsabilidad hacia ti misma, que si no la ejerces se convierte en otro tipo de culpa, mas profunda, esa que nos rasga con las uñas, que nos agobia y que no nos deja abrir los ojos para seguir adelante..

Hay que ir soltando pero desde los pensamientos. Quizás tengas que ir soltando también desde tus finanzas, porque es el medio físico que te está enviando la señal de alarma para que atiendas tu interior. Si comenzamos de a poco, por ejemplo, disminuyendo esa sensación de tormento por lo que pueda ocurrir afuera y nos centramos en descubrir esas semillas de las que te hablé antes, entonces estaremos empezando a hacer algo. Es allí donde tenemos que fijar nuestra atención. Es allí donde tiene que estar nuestra consciencia. Cada día de nuestra vida es una oportunidad maravillosa para limpiarnos de esas nubes grises, para ejercer la ley del dar. Dar y recibir se van convirtiendo en el tiempo en lo mismo, ya no lo percibimos separadamente.

Es allí donde están las semillas, donde recordamos nuestra esencia, nuestro coraje, nuestro potencial para florecer, para ser prósperos dentro y afuera de nosotros mismos. Afuera es sólo una consecuencia


Conclusión

Tomar consciencia de lo que puedes hacer, de tus potencialidades, de tus semillas y no ejercerlas es no fluir con la prosperidad. Las finanzas se comportan de forma parecida. Si tenemos dinero y no lo ponemos a producir, terminamos gastándolo. Al final siento que tu principio debiera estar regido por la ley del dar, pero con tranquilidad, sin agobios. Damos y automáticamente recibimos. Es trabajo tuyo muy personal equilibrar esas energías; evaluar que es lo que te detiene, que es lo que te empeora o te mejora. Pienso que tus finanzas seguirán el rumbo y el ritmo que le des a tus pensamientos. Por ahora tus ojos se mantienen cerrados ante la presencia de nubes grises, de esos pensamientos que te agobian. Sin embargo la prosperidad está allí, por encima de esas nubes grises; son esas flores blancas que te recuerdan que cuando nos elevamos por encima de nuestras propias sombras, todo florece. También las finanzas

1 comentario:

Auroradiaz dijo...

Angelika, tu lectura me parece profunda. ¡Te felicito!